La Sierra de Andújar        

Parque Natural de                  

 Te acercamos algunas imágenes de nuestras actividades cuando están ocurriendo...

No se puede conectar a Instagram, inténtelo de nuevo más tarde.

Noticias del Parque Natural Sierra de Andújar


Volver al resumen

16.02.2012

Culmina “con éxito” la aclimatación de los corzos reintroducidos en Andalucía


La Consejería de Medio Ambiente prevé reforzar con más ejemplares los cercados con la introducción de nuevos corzos.


La Consejería de Medio Ambiente, con el objetivo global de consolidar e incrementar el área de distribución del corzo en el territorio andaluz, puso en marcha en 2009 el Plan de Gestión y Reintroducción del Corzo —procedente de los Montes de Toledo— en Andalucía, llevando a cabo entre enero y marzo de 2011 tres repoblaciones de la especie en la Sierra de Andújar (Jaén), Tejeda-Almijara (Málaga) y Huétor (Granada), “áreas idóneas donde la especie se extinguió en tiempos recientes”. Esta iniciativa ha culminado “con un éxito de aclimatación del 80 por ciento”.

En concreto se introdujeron 14 ejemplares, tres machos y once hembras, en tres cercados de aclimatación —un macho por cercado—, con un éxito de aclimatación del 80 por ciento, según la información de la Consejería de Medio Ambiente, recogida por Europa Press. Entre las hembras adultas, tres que ese encontraban preñadas desde origen, parieron en mayo cuatro crías en total. Por otro lado, el resto de hembras eran jóvenes y previsiblemente han pasado su primer celo este verano, por lo que es “esperable su reproducción para el 2012”.

Los ejemplares introducidos en Sierra Morena (en el Parque Natural Sierra de Andújar) proceden de los Montes de Toledo, mientras que los de las sierras de Tejeda-Almijara y Huétor, situadas al sur del Río Guadalquivir, son originarios de la Sierra de Cádiz.

En este sentido, indica que en los tres cercados se está realizando un seguimiento de los ejemplares liberados, tanto por observación directa mediante aguardos como a través de cámaras de foto-trampeo instaladas en la proximidad de comederos y bebederos.

Estas cámaras son las que han permitido detectar las crías en sus primeros días de vida, en mayo, época en la que son “difíciles” de observar porque permanecen escondidas y echadas la mayor parte del día, y reciben la visita de la madre para amamantarlas y lamerlas.

Las cuatro crías detectadas han sobrevivido el verano, y al igual que el resto de ejemplares mantienen “una buena condición física”, señala la información del departamento que dirige José Juan Díaz Trillo.

MARCAJE Y NUEVAS SUELTAS

Por otro lado, adelanta que la Consejería de Medio Ambiente prevé la captura de las crías para antes de fin de año, con objeto de realizar su identificación con microchip y crotales. Igualmente, está previsto que en 2012 se refuerce con más ejemplares los cercados mediante la introducción de nuevos corzos y la liberación al medio natural de algunos ejemplares marcados con collares de radiofrecuencia para realizar su seguimiento.

La Consejería recuerda que los recursos naturales son los pilares sobre los cuales se construye y mantiene el desarrollo social y económico, cultural y de identidad andaluz, de ahí que por ello la Junta de Andalucía, en este caso, desarrolla una gestión activa de la caza y conservación de la biodiversidad. Entre las iniciativas que pone en marcha, se encuentran las actuaciones para la consolidación y el incremento del área de distribución del corzo.

Del mismo modo, resalta que la conservación de las especies silvestres, de su diversidad intraespecífica y del reservorio de genes que conlleva respaldarán la permanencia de los recursos en el futuro y, por tanto, de su capital natural, que revierte a la sociedad un flujo de valiosos bienes y servicios de los ecosistemas andaluces.



Volver al resumen